« Inicio | Carne trémula » | Homenajes » | ¡eTapa! » | La nueva locutora de elmundo.es » | Un Borbón en Bolivia » | El regreso (esta vez de Sabina) » | Narcisismo en la prensa » | Vestigios de cumbre » | Diferentes tarifas » | España por Borges » 

29 enero, 2006

Contrastes

Al ver esta página en blanco, me detengo y pienso en lo que llaman “el miedo de la página en blanco”. Al escribir esta línea, sigo pensando en lo mismo, aunque ya no está del mismo color, tampoco es negra -color a donde la mente acude, porque esta (mi) mente es dual. Tiene dos colores, pero no mezclados. El negro de estas letras, y el blanco, color que tiene el fondo de esta hoja.

Sabemos que si en algo de color blanco derramamos alguna sustancia de otro color, se tiñe y, el material de color blanco cambia. El aspecto consecuente del previo blanco es el mismo que el de lo derramado, pero con un tono más claro. Este efecto lo vemos cada día varias veces; tomando café con leche, en el esperado despiste de aderezar la ropa, en el cenicero blanco, en la carrocería de un coche. También, nuestra retina con la necesaria ayuda de una mente dual observa las secuelas de lo que fue blanco; un viejo libro, la esclera del ojo del abuelo, el inodoro del bar –donde antes tomábamos café-

Pero esto nunca se produce cuando escribimos en una hoja de papel blanca o en un procesador de textos con configuración predeterminada. A la vez que escribimos, nuestra plana cambia de color, pero nunca consigue tener el esperado gris, resultante de la fusión de blanco y negro.

El contraste entre las letras y el fondo es notable, tan agudo que es el motivo por el cual yo podría seguir este escrito en otro momento sin utilizar la ineficaz memoria de la (mi) mente dual. Es el mismo contraste que tiene la voz grabada de Sabina con el silencio fracturado por la lima de uñas que ahora escucho. El mismo contraste necesario que tiene lo que leo y escucho con lo que viví.

1 comentarios:

El 1/30/2006 10:59 p. m. | Blogger Julio Suárez Anturi comentó

No sé si fue la intención, pero me resultó gracioso como planteas el asunto de la famosa 'página en blanco'. Porque avanzas hacia las manchas, no hacia los textos. Bien.

 

Publicar un comentario

TrackBacks:

Crear un vínculo

<< Inicio